Noticias

Estudiantes de Contador Público y Auditor USACH obtuvieron primer lugar en premio "Auditor del Futuro" de EY

Leonel Contreras y Ariel Contreras fueron los dos estudiantes de la carrera de Contador Público y Auditor de la Universidad de Santiago de Chile, quienes obtuvieron el primer lugar en esta iniciativa organizada por EY Chile, la UTEM y CONECAC.

El premio "Auditor del Futuro" es una iniciativa inédita en el país, que consiste en que las próximas generaciones de contadores, imaginen cómo será su profesión en los siguientes años y los desafíos que enfrentarán a raíz de la transformación digital que está cambiando radicalmente la forma de trabajar y la labor del contador auditor no está exenta de ello.

Este reconocimiento, organizado por la Escuela de Contadores Auditores de la Universidad Tecnológica Metropolitana (UTEM), el Consejo Nacional de Estudiantes de Contador Público y/o Auditor de Chile (CONECAC) en conjunto con EY, es un esfuerzo por impulsar el desarrollo de la profesión y premiar a los jóvenes talentos.

El resumen, el premio "Auditor del Futuro" tiene por objetivo impulsar el desarrollo de la profesión y generar ideas sobre el futuro de la auditoría, con el fin de responder a los retos que se presentan hoy en esta carrera, que está viviendo un cambio radical dada la implementación de nuevas tecnologías en el mundo.

Dos jóvenes estudiantes de la Universidad de Santiago de Chile, Leonel Contreras y Ariel Contreras, decidieron participar de esta iniciativa con su trabajo denominado "Tecnología a un ritmo alarmante'', paper con el que ganaron el primer lugar de este concurso.

El desafío era plasmar su visión de la carrera para los años venideros a través de un paper, que mostrara la opinión de los participantes sobre los desafíos y oportunidades que traerá la disrupción tecnológica en la profesión, las nuevas habilidades que requerirán y aquellas áreas de conocimiento que deberían incluirse durante la formación para dotar a los profesionales de herramientas innovadoras que les permitan enfrentar mejor el futuro.

El trabajo de los jóvenes de la FAE, "Tecnología a un ritmo alarmante'', presenta la actualidad de la carrera y los problemas recientes de carácter informático que se ha experimentado a nivel nacional como internacional. "Hicimos un análisis de datos con encuestas realizadas por la asociación de contadores del Reino Unido para obtener opiniones de personas que están trabajando actualmente. Con ello se desarrollan ideas a partir de los resultados, que se resumen en cuatro desafíos para la profesión contable", indica Leonel Contreras.

El primer desafío que expone su trabajo, es "trabajar solos, pero juntos", refiriendo se a que en el futuro todas las empresas tendrán que ser más receptivas al trabajo remoto. "Está bien documentado y entendido que los trabajadores de hoy quieren flexibilidad en dónde y cómo trabajan. Las firmas de Contadores Públicos y Auditores y los profesionales de la contabilidad deben tener los sistemas y las políticas vigentes para permitir esto", explican los estudiantes de la USACH.

El segundo desafío es "tratar de adivinar que será el futuro tecnológico", haciendo alusión a que la inteligencia artificial (IA)se ha filtrado en las aplicaciones y plataformas de software a un ritmo cada vez más constante. "LA IA impactará a la industria. A medida que mejoran las capacidades de toma de decisiones de los sistemas, es interesante pensar en el papel potencial de una computadora en la evaluación de registros financieros y contables como parte de los impuestos y la valoración", explica el trabajo ganador.

"Probablemente un poco más allá de la IA, la tecnología blockchain es muy prometedora en la profesión contable. Un registro que se audita a sí mismo e inmutable puede significar grandes cambios, no solo por el tiempo y el esfuerzo necesarios para verificar las finanzas de la empresa, sino también por reducciones drásticas de la dificultad y complejidad de las auditorías. Adicionalmente, en el futuro se espera que las auditorias sean por medio de TI, ya que, toda la información estará procesada e ingresada a estos grandes sistemas computacionales y, por tanto, las muestras requeridas para verificar la confiabilidad de la información ya no serán seleccionadas a grandes rasgos o de forma aleatoria, sino que consideraran el 100% de las cuentas con las que trabaja la empresa", agregaron Leonel y Ariel Contreras.

Con respecto al tercer desafío, "preparar la infraestructura tecnológica", alojar en la nube su sistema de contabilidad puede ser un primer paso crítico para prepararse para el futuro. "Se debe proporcionar más seguridad para los datos del cliente, permitir el acceso en cualquier momento y en cualquier lugar a datos y aplicaciones críticos para el negocio, y eliminar la necesidad de centrarse en la infraestructura de TI especializada por determinada cuenta", propusieron.

Finalmente, en relación a "preparar las habilidades blandas", como cuarto desafío, los jóvenes indican que tener una gran cantidad de tecnología no será de mucha ayuda si una empresa no está en condiciones de usarla. " Se debe, por lo tanto, fortalecer cualquier habilidad que soporte las aplicaciones y sistemas del mañana. El conocimiento del análisis de datos y el modelado de datos será una parte clave de la asistencia al cliente estándar en el futuro. El conocimiento de las mejores prácticas en seguridad de TI también será fundamental para proteger los datos del cliente a medida que aumenta la complejidad y la frecuencia de las intrusiones de datos", concluye Contreras.

Los ganadores viajarán a Río de Janeiro, donde además podrán visitar uno de los centros de innovación de EY Wavespace. El segundo lugar fue para Felipe Aguilera y César Vergara, de la Universidad de Valparaíso y el tercer lugar se lo llevaron Nicole Berrocal y Camila Quintriqueo, de la Universidad de Talca sede Santiago.