Noticias

Grupo de I+D Bosch y Vargas realizan sexta versión de Encuentro Universitario de Negocios e Innovación (EUNI)

La agrupación, alojada en el Departamento de Contabilidad y Auditoría de la Facultad de Administración y Economía de la Universidad de Santiago de Chile, organizó la sexta versión de este importante encuentro, en el que participaron expositores de gran nivel como Carla Mora, fiscalizadora del Departamento de FFAA., Seguridad, Presidencia, Hacienda y RR.EE., de la Contraloría General de la República.

El Grupo de Investigación y Desarrollo, Bosch y Vargas, es una agrupación de estudiantes, principalmente formada por alumnos universitarios de la carrera de Contador Público y Auditor de la Universidad de Santiago de Chile. Su principal objetivo es promover la investigación de las ciencias contables, administrativas y económicas, dentro de la comunidad universitaria, pudiendo así incrementar la investigación en los programas de pregrado, potenciando la formación de líderes y emprendedores.

Año a año, el grupo de investigación y desarrollo organizan el Encuentro Universitario de Negocios e Innovación (EUNI), instancia en la que destacados invitados en el área de los negocios, tributaria y contabilidad exponen sobre temas contingentes en la sociedad, con una visión formativa y crítica.

En esta oportunidad, el encuentro se inició con la ponencia de la fiscalizadora del Departamento de FFAA., Seguridad, Presidencia, Hacienda y RR.EE., de la Contraloría General de la República y ex alumna de la carrera de la FAE USACH, Carla Mora.

Mora se refirió a la investigación de la auditoría a Carabineros de Chile por irregularidades en los pagos de sueldos en la institución que tuvo a cargo. "Esto se gesta a nivel de Fiscalía Nacional que va a pedir ayuda a la contraloría y justo yo estaba haciendo una auditoría en carabineros por la compra de los autos Dodge. Gracias a la amabilidad con la que trabajé , pues es un plus de las nuevas generaciones de empleados públicos, ser empáticos y actual con amabilidad; es que nos hicimos muy cercanas a un coronel. Cuando sale Villalobos de general director, al día siguiente nos llama este coronel, y nos cuenta que de alguna u otra manera él también está metido en el tema", contó Mora.

Con mucha impresión y ansiedad, fue de inmediato donde su jefe a contarle esta declaración que les había hecho el coronel, y al transcurso de media hora, la llama el contralor general, y le da la noticia que irá, junto a una colega, a apoyar al Ministerio Público en la investigación.

"Nuestra vida laboral cambió. Nos quedamos hasta tarde revisando planillas de sueldos, temas financieros. Tuvimos que llegar a entender la complejidad de la organización de carabineros, que tiene la mayor cantidad de funcionarios del país, un presupuesto de miles de millones de pesos, es la cuarta institución pública con mayor presupuesto; entonces era una complejidad extrema", puntualizó la ex alumna de la carrera de Contador Público y Auditor de la FAE USACH.

Otro de los exponentes en este encuentro, fue el profesor de la carrera, David Aguilera quien realizó una presentación sobre las Criptomonedas, en especial, el bitcoin.

Aguilera comenzó explicando lo que era este instrumento financiero y cómo operaba en el mercado. Analizó cómo el bitcoin ayuda a ser un vehículo de fraude, o puede mejorar las condiciones para realizar un fraude. Se refirió a conceptos como el triángulo del fraude y otros elementos que explican el funcionamiento de la criptomoneda.

"Hay unidades de estas criptomonedas en muchos servidores en el mundo que finalmente construyen el blockchain. El sistema necesariamente depende de otros, no se puede realizar una actividad de manera individual. Siempre es necesario el resto de la comunidad para poder llevar a cabo una operación o un hecho económico", explicó Aguilera.

Una de las características más importante que tiene el sistema de criptomonedas es el anonimato, lo que a juicio del expositor, atenta directamente contra la credibilidad y la confianza.

Aguilera analizó los distintos tipos de fraude y especificó que dentro de la corrupción está el cohecho. Entonces, la idea es demostrar como este tipo de moneda puede ayudar a sobornar a una persona. "La oportunidad en el fraude está dada por la falta de controles", enfatizó.

Lo que busca el intercambio de criptomonedas, es saltarse el intermediario que es el sistema bancario. Nace con esa lógica, sacar a los bancos como intermediarios entre quién desea vender un producto y quién desea comprarlo. "Esa ha sido una de las grandes problemáticas que han tenido los estados para poder tipificar delitos que tengan que ver con las criptomonedas".

"El día de hoy, cuando tenemos un Estado que por medio de un gobierno no ha podido definir cuáles van a ser los lineamientos respecto al tratamiento de estas monedas, podemos ver que falta una regulación que mitigue el riesgo del tipo de fraude que se pueda cometer con esto. No hay unidades especializadas, que puedan minar los datos para identificar donde se están generando los pagos y las transacciones y a quién van dirigidos. Esa es la dificultad y dónde se relacionan ambos puntos: cuando tenemos un equipo especializado que pueda revisar cada uno de los bloques de información que contienen los hechos económicos que se han realizado, pero no podemos identificar si ese monedero está relacionado a una persona , se complejiza el proceso de auditoría, porque no tenemos evidencia para poder cruzar quién va a ser el que está detrás de esta billetera", dijo Aguilera.

El profesional de la contabilidad y la auditoría concluyó señalando que quién está detrás de una criptomoneda podría ser una persona, una empresa, un narcotraficante. "podría ser cualquiera y eso dificulta poder hacer la trazabilidad de quién es el dueño de la billetera para poder ponerlo a disposición de la justicia o juzgar algún hecho tipificado dentro del código penal. Eso es un desafío para la profesión, para el cuerpo legislador y para los economistas", concluyó David Aguilera.