Noticias

FAE entrega herramientas técnicas en auditoría a fiscalizadores de la Superintendencia de Educación

Los académicos del Departamento de Contabilidad y Auditoría Luis Santander y Amanda Sandoval, realizan capacitaciones para la supervisión del cumplimiento de la normativa vigente a la que están sujetos los establecimiento de educación.

El Departamento de Contabilidad y Auditoría de la Facultad de Administración y Economía de la USACH tiene como una de sus principales misiones el compromiso de la unidad académica con el desarrollo y perfeccionamiento de los organismos del Estado para mejorar el bienestar de la sociedad en su conjunto.
Es por esto que, a través del curso dictado a los fiscalizadores de la Superintendencia de Educación, se logra aportar a mejorar la calidad de los funcionarios, ayudando a obtener un mejor organismo que supervise y contribuir de esta forma, al aseguramiento de la calidad y el ejercicio de los derechos a la educación.
El rol de los fiscalizadores, al igual que los auditores, es revisar el cumplimiento de una norma específica, para lo cual es necesario un profesional independiente que evalúe y recolecte la evidencia que finalmente se materializará en recomendaciones de mejoras para los organismos supervisados.
El contenido de los cursos que imparte el Departamento de Contabilidad y Auditoría de la USACH consiste en la revisión de conceptos asociados a un proceso de auditoría, los requisitos que deben considerar los fiscalizadores como profesionales de esta ciencia contable, así como en el desarrollo de su proceso de obtención de evidencias que les permitan sustentar sus conclusiones e informes emitidos.
Uno de los académicos de los cursos, el profesor Luis Santander, explica que " los alumnos necesitan manejar herramientas de retroalimentación de los resultados de su revisión, que su trabajo y sus conclusiones sean considerados en las instancias siguientes dentro del accionar de la superintendencia, y que no solo queden en actas sin mayores consecuencias cuando los entes fiscalizados no están cumpliendo con las normas que les son obligatorias".
Por su parte, la otra académica a cargo de dictar estas clases, la profesora Amanda Sandoval, indica que es importante que aprendan a observar y analizar el contexto en que se desarrolla el trabajo de fiscalización. "Deben obtener y analizar la evidencia que respalde su trabajo, y a la vez, tener la capacidad de reconocer la responsabilidad de sus opiniones e informes", indica Sandoval.
Este ha sido un ciclo de cursos, para fiscalizadores de diferentes partes del país. Desde el prisma de la auditoría, uno de los pilares bajo el cual el auditor trabaja, es el concepto de "escepticismo profesional", el que se define por la NIA 200 (norma internacional de auditoría) como "una actitud que implica una mente inquisitiva, una especial atención a las circunstancias que puedan ser indicativas de posibles incorrecciones debidas a errores o fraudes, y una valoración crítica de la evidencia de auditoría", la cual permitirá, en este caso, al fiscalizador tener una actitud critica respecto a la información proporcionada por el objeto auditado.